Origen, Marcas y Precios de los Mejores Licores de 2019

Los licores son una parte importante de la economía mundial. Su consumo se ha extendido a prácticamente todo el mundo y éstos no pueden faltar en ningún hogar, bar o discoteca. Hay tanta variedad, que lo normal es que no te acabes de decidir sobre que tipo de licor comprar, si es así sigue leyendo, pues te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre las marcas de licores.

¿Qué son los licores?

Un licor es una bebida creada gracias al proceso de destilación o maceración de ciertas sustancias. Éstas generalmente son de origen vegetal, como hierbas o frutas. Existen miles, si no, millones de licores registrados, y cada uno tiene una receta e ingredientes distintos. Por lo tanto, el abanico total de variedades y sabores, es imposible de abarcar.

Algunos llevan como base alguna bebida alcohólica, como el brandy o el coñac. Pero esto no siempre se cumple, ya que los mejores licores del mundo son hechos desde cero, teniendo como base alguna fruta o hierba. O bien, alguna mezcla de éstas.

Tabla comparativa de las mejores marcas de licores en relación calidad-precio

Algunas marcas de licores famosos…

Ahora que ya sabes lo básico sobre los licores hagamos un repaso de algunos de los más famosos. Si eres un amante de este tipo de bebidas, no puedes dejar de probar ninguno de los que reseñaremos a continuación. En esta comparativa tambien encontrarás los precios de los licores y donde los puedes comprar a domicilio.

Baileys

El Baileys, un producto irlandés, es un licor de crema hecho a base de leche, whisky escocés, vainilla, cacao y azúcar. La leche utilizada para la crema, jamás supera las 36 horas entre el proceso de ordeño y el de mezcla.

Los creadores de este licor tardaron cuatro años en conseguir la receta perfecta, con las proporciones indicadas. Y, una vez llegaron a este punto, las ventas se dispararon, pues habían creado un producto de primera calidad.

 

Licor de café Ruavieja

Este licor de altísima calidad se elabora sólo con ingredientes cuidadosamente seleccionados y siguiendo los métodos de antaño. Su marcado sabor a café le da una textura suave. También se pueden sentir tonos cremosos y aroma a toffe. Lleva como base el exquisito aguardiente Ruavieja.

Se recomienda beberse muy frio, y es ideal para ciertos cocteles, como el vaca rubia. Éste lleva sirope de chocolate o dulce de leche, amargo de angostura y, por supuesto, licor de café Ruavieja.

Ruavieja Licor de Café - 70 cl
  • Aromas de café y toffee
  • Textura suave

Licor de avellanas Frangelico

De origen italiano, el licor de avellanas Frangelico es uno de los productos de mayor calidad en el mercado actual. Avellanas especialmente seleccionadas son machacadas para luego mezclarse con cacao puro, frutos rojos, vainilla y demás sabores frescos.

Posteriormente, la mezcla es remojada, y el líquido resultante es convertido en licor. El resultado, de un color caramelo, es embotellado y luego distribuido bajo estrictos estándares de calidad.

Crema de orujo Ruavieja

Este licor se crea siguiendo el modo del aguardiente. Tiene un sabor bastante complejo y delicado, en el que se puede sentir la crema de leche, el café y el cacao. A su vez, su aroma resalta los tonos amargos y dulces, dándole un aire exótico.

La crema de orujo Ruavieja ha mantenido la misma receta desde su creación en 1978. Este es un producto de calidad que puede ser tomado a cualquier hora del día.

Jägermeister

Este es un famosísimo licor de hierbas alemán que se popularizó en América en la década de los 80. Empero, su historia data de la segunda guerra mundial, en la que el ejército nazi lo usaba con fines medicinales.

La receta del Jägermeister tiene más de 50 ingredientes distintos, entre los cuales están maderas, especias, hierbas, frutas, flores y raíces. La mayoría de éstos, es un secreto, tanto así que sólo tres personas en el mundo están autorizadas a manejarlos durante la producción.

Tiene un sabor bastante fuerte, por lo que suele usarse en cocteles o tomarse en shots para suavizarse un poco. En España, el Jägermeister ha ganado terreno durante la última década, pues cada vez más y más jóvenes lo piden en bares y discotecas.

Origen de los licores

Comúnmente se dice que el origen de los licores data de la Edad Media. Pero en realidad, hay registros antiguos ya en Grecia, Egipto y China de la destilación de ciertas hierbas con fines medicinales.

En China, por ejemplo, es famoso el licor de arroz, que hasta el día de hoy se consume comúnmente en toda Asia. Por otro lado, Hipócrates dejó registro de ciertos licores de hierbas utilizados con fines medicinales. Esto último debido a que, por su alto nivel de dulce, era posible ocultar el grado alcohólico que se creía, tenía potenciales curativos.

No obstante, se cree que fueron lo árabes cerca del siglo V d.C. (cerca del inicio de la Edad Media) los que perfeccionaron la destilación y maceración. Posteriormente, esta técnica se expandió por toda Europa y fue adoptada por monjes católicos.

Se comenzó a experimentar cada vez con más ingredientes, consiguiendo sabores tan complejos que era imposible descifrar todos sus tonos. Tal es el caso del famoso orujo Jägermeister, un licor alemán que surgió durante la segunda guerra mundial.

De este modo, han surgido miles de variedades a partir de casi cualquier flor, hierba, fruta o raíz. En la actualidad, el mercado de licores genera tanto dinero que es considerado una de las industrias más importantes del mundo.

Tipos de licores

Clasificar los licores es una tarea ardua, debido a la cantidad de preparaciones diferentes. Sin embargo, podemos hacerlo según la cantidad de azúcar, sustancias aromáticas o saborizantes y forma de elaboración.

Según la cantidad de azúcares

Según la proporción alcohol/azúcares, podemos diferenciar los siguientes tipos de licores:

Extra seco

Este licor tiene como máximo un 12% de endulzantes y, por lo tanto, un 88% de alcohol. Suele tener un sabor bastante fuerte.

Seco

Aquí los porcentajes de azúcares suben un poco, pues giran entre el 12% y 25%. El porcentaje restante se completa con alcohol. Su sabor sigue siendo muy fuerte, aunque es más suave que el licor extra seco.

Dulce

Los licores dulces tienen de 22% a 30% de endulzantes, y de 25% a 30% de alcohol. Como su nombre indica, su sabor ya comienza a ser más dulce que los vistos hasta ahora.

Fino

Este es el más dulce de los licores, pero también el que menos alcohol lleva. Un licor fino promedio lleva de 40% a 60% de azúcar. La cantidad de alcohol gira en torno al 30% o 35%.

Crema

Este licor es igual de dulce que el fino, sólo que el porcentaje de alcohol es ligeramente mayor. De 40% a 60% es la cantidad de endulzantes, mientras que el de alcohol es de un 35% o 40%.

Según las sustancias aromáticas o sabores

De acuerdo a la cantidad de ingredientes que influyen en su sabor o aroma, distinguimos los siguientes tipos:

Simple

Los licores simples suelen elaborarse con una sola sustancia como base. Es normal que se agreguen, sin embargo, otros ingredientes para realzar o equilibrar el sabor, pero éstos no son protagónicos. Al probarlo, se sentirá con claridad la presencia de este único ingrediente.

Mixto

Por otro lado, tenemos los licores mixtos, que tienen como base, no uno, sino dos o más ingredientes. Cada uno es igual de protagónico y relevante, pues se siente con claridad en el olor y el sabor. A pesar de esto, las proporciones pocas veces son iguales; en cambio, la idea es conseguir el equilibrio perfecto.

Los saborizantes más utilizados en la producción de licores, son la concha de naranja, el cacao puro, el endrino y la semilla de alcaravea. Pero, en realidad, esto varía según la receta y tradición del fabricante.

Según la forma de elaboración

Dependiendo del método de elaboración del licor, podemos diferenciarlos en los dos siguientes tipos:

Todos los ingredientes juntos

En este tipo de elaboración, todos los ingredientes son destilados al mismo tiempo y, posteriormente, la mezcla es endulzada o colorizada con otros métodos.

Agregar ingredientes a la mezcla

En este segundo tipo de creación, los ingredientes se van agregando periódicamente a la mezcla durante el proceso de destilación o macerado. Este método logra que los sabores se mantengan más equilibrados, conservando el brillo y la frescura.

Suelen, además, agregarse otras bebidas que cumplen la función de base, como aguardiente, whisky, coñac o brandy. Los licores elaborados con este método, son considerados de mayor calidad, por tener sabores más complejos.

Conclusión

Desde que apareció el primero, siglos antes de Cristo, el mundo de los licores no ha parado de crecer. Tantas son las variedades, que podríamos llenar enciclopedias enteras con información y aun nos faltaría contenido. Tú, puedes sentarte y disfrutar de las marcas de licores que mencionamos aquí y contarnos qué te han parecido.

Tambien puedes pasarte por la pagina principal y seguir leyendo todas las comparativas que he preparado de los mejores licores del mundo.

 

Deja un comentario

error: Content is protected !!